Los rituales chamánicos se originan de las tradiciones y prácticas de las tribus étnicas y pueblos indígenas. Buscan el contacto constante con el mundo de los espíritus para pedir ayuda, favores, guía, revelación y su intervención. 

Se basan en la creencia ancestral de que el mundo que nos rodea conocido como el mundo visible, está influenciado por las energías del mundo invisible dominado por fuerzas espirituales del bien y del mal que pueden interferir de manera positiva o negativa en la vida de las personas.

Este mundo invisible se encuentra en una dimensión paralela a la de nuestro mundo. Para poder pasar a él se necesita de habilidades especiales o de la alteración de los estados mentales.

Estos rituales son dirigidos por un chamán que se encarga de guiar al ejecutante por las distintas etapas del trance inducido que alterara sus estados mentales para que cambie su percepción del mundo. A este trance se le conoce como viaje hacia el mundo de los espíritus.  

Los rituales chamánicos sirven para interpretar los sueños, provocar la proyección astral, viajar a reinos superiores o inferiores, curar enfermedades, tener contacto con los espíritus, ver el futuro y  controlar el tiempo.

En este artículo te guiaremos por sus tipos, principios y los tipos de trance utilizados en el chamanismo con sus métodos.

No estamos de acuerdo con el uso de sustancias psicotrópicas o alucinógenas para inducir un trance químico así que te pedimos que tengas cuidado si es el tipo de experiencia esotérica que estás buscando.

Tipos de rituales chamánicos

Los tipos de chamanes así como los tipos de rituales varían según la cultura de la tribu de donde provengan, los más generales son:

  • Rituales para sanar enfermedades: En estos rituales el espíritu del chaman entra en el cuerpo del paciente para expulsar al espíritu infeccioso o maligno que está provocando las dolencias físicas o emocionales del paciente.
  • Rituales para pasar al mundo de los espíritus: Sirven para que el chamán o cualquier otra persona que tenga que pasar al mundo de los espíritus para buscar respuestas o solucionar conflictos pueda hacerlo induciendo un trance químico.

Principios de los rituales chamánicos

En el mundo del chamanismo hay principios que deben ser tomados en cuenta cada vez que se inicia un viaje al mundo de los espíritus. Son los siguientes:

  • Las causas de muchas enfermedades físicas y mentales se encuentran relacionadas con el mundo invisible provocadas por espíritus maliciosos o brujería.
  • Las figuras de animales representan guías espirituales que traen mensajes, guía, protección y presagios al mundo de los vivos.
  • El chamán sabe que algunas plantas utilizadas para inducir el trance pueden resultar mortales. Asumiendo el riesgo cuando las consume para inducir su propio viaje. Tiene la obligación de advertírselo a otras personas.
  • Cada viaje al mundo de los espíritus representa un riesgo ya que, cualquier error al volver de un viaje extracorpóreo puede ocasionar la muerte física.

Tipos de trance utilizados en el chamanismo

En los rituales chamánicos hay 3 tipos de trance que el chamán utiliza para poder pasar al mundo de los espíritus.

Cuando otras personas de la tribu o extraños buscan el camino del trance para experimentar estados de conciencia alterados, el chamán es el responsable de escoger el tipo de trance que la persona usara.

También puede consultar con sus guías o con los espíritus a través de un viaje para saber qué tipo de trance puede usar cada uno. Estos son:

1· Trance extático: Funciona provocando un estado de satisfacción máxima a través del éxtasis para que los sentidos se unan en uno solo desconectándose de la realidad presente, llevando al ejecutante a un estado de percepción interior.

Este trance se logra a través del toque de tambor, la danza, los cantos tradicionales, el tabaco,  el ayuno, las vigilias, plantas maestras o la técnica de la cabaña de sudación.

2· Trance químico: Es provocado por el uso de sustancias psicotrópicas o alucinógenas naturales que al ser ingeridas provocan estados alterados de conciencia propicios para ver y entrar al mundo de los espíritus.

En este trance es común el consumo de plantas como el cannabis, el peyote, la ayahuasca, el cebil, el cedro, la belladona y la salvia.  

3· Trance auto sugestivo: Es usado mayormente por el chamán que tiene la habilidad de controlar y guiar sus propios pensamientos, comportamientos, sensaciones y emociones hacia un estado de hipnosis.

Para conseguir este tipo de trance el chamán puede usar métodos mentales o químicos. Como por ejemplo: La contemplación del fuego durante un toque de tambor, los cantos, el uso de cactus de San Pedro y la datura. Cuando se trata del consumo de psicotrópicos o alucinógenos la selección de las plantas dependerá directamente de las disponibles en la localidad de la tribu en cuestión.